Menu

Buen momento para invertir en Cuba en 2016

Buen momento para invertir en Cuba en 2016 Desde principios de año, Cuba está atrayendo a numerosos empresarios de varias naciones europeas y de Estados Unido interesados en las oportunidades de negocios a partir del proceso emprendido para actualizar su modelo económico y social, pero sobre todo las facilidades que ofrece la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), a 45 kilómetros de La Habana, con ventajas fiscales y corporativas para los consorcios que decidan invertir allí.
Varias razones avalan que es un buen momento para invertir en Cuba en 2016, como por ejemplo el constituir una puerta abierta al Caribe y a la costa este de Estados Unidos, donde la ZEDM supone un valioso mercado para la inversión extranjera como puente entre las nuevas esclusas del Canal de Panamá y, quizá a partir de 2020, del Gran Canal de Nicaragua.
Asimismo, la visita realizada en mayo por el jefe de Estado, François Hollande, a La Habana y la que hará su homólogo Raúl Castro a París a partir del venidero 2 de febrero, revela el interés económico de ambas naciones, tanto más porque durante esta se efectuará se efectuará un encuentro en la sede del Movimiento de Empresas de Francia con la presencia del mandatario cubano, lo que reafirma el buen momento para invertir en Cuba en 2016.
Asimismo, las compañías alemanas FRS y Clipper manifestaron su interés en incrementar sus tratos con Cuba y propiciar algunos proyectos que benefician al turismo. FRS y Clipper anunciaron que la primera adquirió una participación mayoritaria de Clipper y ello facilitará sus ampliaciones de servicios en Canadá. FRS es un grupo de transporte marítimo que opera 60 embarcaciones en 12 países y, en 2015, transportó más de 7.000.000 de pasajeros y 1,9 millones de vehículos para líneas nacionales e internacionales de ferry.
En la actualidad, FRS constituye un importante operador en el mercado de América y le ha ofrecido a Cuba su extenso catálogo de conexiones con el mercado turístico estadounidense. Debido a la ubicación de las empresas del grupo, FRS también puede posibilitar financiamientos desde Alemania, España y Canadá, que favorecerían los negocios en Cuba. Con anterioridad, FRS había expresado a las autoridades cubanas el interés en un servicio de ferry para los trayectos de la Florida, desde Estados Unidos hacia La Habana, además de otras ideas en cuanto a servicios marítimos y viajes a este archipiélago.
Todo lo anterior reafirma el buen momento para invertir en Cuba en 2016 luego de conocerse que desde el martes 26 de enero, los departamentos del Tesoro y de Comercio de los Estados Unidos anunciaron nuevas medidas relacionadas con Cuba en materias como las transacciones financieras, las exportaciones y los viajes, entre otras, que entraron en vigor un día después.
El nuevo paquete de la administración Obama tiene como principal avance la autorización para el otorgamiento de créditos, a partir de que se permite a las instituciones depositarias de Estados Unidos (bancos comerciales estadounidenses que radiquen en su territorio o fuera de este, y también a los de otros países basados en la nación norteña), proveer financiamiento -incluidas las cartas de crédito- para las exportaciones o reexportaciones autorizadas, con excepción de las ventas agrícolas que por ley están sujetas a pagos en efectivo por adelantado.
En esta ocasión, en materia de exportaciones, las medidas contemplan una política general de aprobación de licencias para algunos productos agrícolas, como insecticidas, pesticidas y herbicidas. También, para equipos necesarios para la seguridad de la aviación civil y la seguridad operacional de vuelos comerciales internacionales, incluido aviones arrendados a empresas de propiedad estatal.
Las actuales medidas contemplan el otorgamiento de licencias, las exportaciones y reexportaciones de mercancías y programas informáticos para organizaciones de derechos humanos, individuos y ONGs que promuevan la actividad independiente en Cuba; y en el área de las telecomunicaciones, la entrada de equipos al país. Un aspecto relevante de estas providencias, es la decisión de otorgar licencias específicas y tras un análisis caso a caso, para las exportaciones y reexportaciones de productos dirigidos a satisfacer las necesidades del pueblo cubano, incluyendo las compras que con ese propósito efectúen empresas estatales, agencias y organizaciones gubernamentales. En este apartado clasifican la producción agrícola; creaciones artísticas; educación; procesamiento de alimentos; preparación, respuesta y recuperación de desastres; salud pública y sanidad; construcción y renovación de viviendas; transporte público; y la construcción de infraestructuras que beneficien directamente al pueblo cubano, todo lo cual amplía el horizonte que ratifica el buen momento para invertir en Cuba en 2016.
Aun cuando se trata de un reconocimiento parcial al estar sometido a análisis casuísticos, por primera vez se permite la participación del Estado cubano en este tipo de negociaciones, algo en lo que se venía insistiendo en diferentes momentos de las conversaciones entre ambas naciones y que, naturalmente, contribuirá a incrementar la inversión extranjera en Cuba. Cabe recordar que todavía aplica la política general de denegar las exportaciones y reexportaciones de artículos por parte de empresas estatales, agencias y otras organizaciones del Gobierno cubano que generen esencialmente ingresos para el Estado; como ocurre en el caso de las industrias vinculadas a la extracción o producción de minerales y otras materias primas, el turismo, así como para las fuerzas armadas, la policía, los servicios de inteligencia y los órganos de seguridad.
En relación con los viajes a la Isla fueron modificados la autorización de los relacionados con las exportaciones o reexportaciones autorizadas, incluyendo para la investigación de mercado, mercadeo comercial, negociación de contratos y ventas, entregas acompañadas, y la instalación, arrendamiento u ofrecimiento de servicios en Cuba. Además, serán permitidas las estadías temporales del personal que opera o brinda servicios a las embarcaciones y aeronaves que transportan pasajeros entre Cuba y Estados Unidos. Los viajes y otras transacciones relativas a la producción profesional mediática o artística, incluyendo la filmación o producción de programas de los medios de comunicación como películas, programas de televisión, grabaciones de música y la creación de obras de arte, también fueron aprobados, lo que incluye el empleo de nacionales cubanos y el envío de regalías u otros pagos.
También sobresale la autorización de los viajes y transacciones relacionadas con la organización de competencias de federaciones deportivas internacionales amateur y semiprofesionales, espectáculos públicos, clínicas, talleres, otras competencias atléticas y no atléticas, así como exhibiciones, a la vez que se eliminan los requisitos de que las ganancias de los eventos sean donadas a ciertas organizaciones, así como la obligatoriedad de que algunos eventos estén dirigidos parcialmente por viajeros estadounidenses. De facto, las nuevas medidas relacionadas con Cuba anulan las restricciones a las condiciones de pago y de financiamiento de las exportaciones y reexportaciones autorizadas de ítems distintos a los agrícolas o materias primas.
Las nuevas medidas relacionadas con Cuba deberán facilitar los viajes a la Isla luego de aprobar acuerdos sobre espacios reservados, código compartido y de arrendamiento con las líneas aéreas cubanas. Sin embargo, todavía queda un largo camino por desbrozar, pues las actuales decisiones no autorizan a Cuba el uso del dólar en las transacciones financieras internacionales, algo que encarece y entorpece sus negociaciones.
Las nuevas medidas relacionadas con Cuba tampoco abordan los relacionados con las exportaciones hacia Estados Unidos y el de la autorización de los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba. Sobre esto último vale destacar que en 2015 arribaron a la Mayor de las Antillas 3.524.779 visitantes, de los cuales 3.490.710 lo hicieron en la clasificación de turistas y 9.922 en cruceros, modalidad que toma gran impulso por su posición geográfica. De suprimirse esta última medida, tales cifras crecerán notablemente con el arribo de turistas de Estados Unidos al país.
SOPORTE

Soporte

Correo de contacto: info[at]invertirencuba.net

Teléfonos
España: +34 (93) 1845787
Estados Unidos: +1 (305) 3402627
Italia: +39 (06) 99335786
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Reino Unido: +44 (203) 6951776
Suiza: +41 (91) 2280356

Servicio al cliente desde
02:00 - 06:00 (español, inglés, italiano)
09:00 - 18:00 (español, inglés)
14.00 - 18.00 (español, inglés, italiano)
Lunes a Viernes hora de Panamá